CRITERIOS DE CALIFICACIÓN DE RELIGIÓN

PRUEBAS DE EVALUACIÓN:

Estándares de aprendizaje (Prueba escrita u oral) 50%

OBSERVACIÓN CONTINUA:

Trabajo Cooperativo 20%

Portfolio 10%

Autoevaluación y Coevaluación 10%

Observación en el aula 10%

Para aprobar cada evaluación, la nota media ponderada entre estos dos bloques (Pruebas de evaluación y observación continua) debe ser como mínimo un 5.

No será calificación aprobada si la nota de la prueba escrita es inferior a 3.5 o si la nota de la observación continua es inferior a 2.5. En estos casos, el resultado global de la evaluación será suspenso y deberá recuperar la parte o partes no superada (Prueba de asimilación de contenidos u Observación continua).

Para el resto de casos, se redondeará al alza si el decimal es igual o superior a 6.

Cuando un alumno falta por cualquier motivo y no sea posible aplicarle la evaluación continua, los profesores o el departamento tendrán diseñado el proceso de evaluación necesario para adecuarse a estos casos. Entre las herramientas de evaluación pueden utilizarse la realización de trabajos individuales de contenidos, de investigación, etc., y la realización de pruebas escritas en la fecha propuesta por los profesores correspondientes.

Para los alumnos que deban recuperar la materia pendiente de un curso anterior se les facilitará un plan de recuperación de áreas pendientes y se organizará un calendario de entrega de actividades y de pruebas objetivas que les permitan recuperar la materia.

Este programa de recuperación se decide en cada departamento y se le entrega a los padres o tutores legales a modo de información.

Igualmente, los alumnos que necesitan medidas generales, tendrán un informe individualizado en el que se deje constancia del tipo de medida a aplicar para informar a sus padres o tutores legales.

Para los alumnos con ACS o ACNS se siguen las instrucciones marcadas en la legislación vigente.